Hasta ahora solo lo conocíamos como uno de los milagros de Jesús, pero ahora se ha hecho realidad. Bueno, es más o menos lo que ha conseguido una empresa española, que ha elaborado una bebida de agua enriquecida que «aunque sabe a vino no engorda ni tampoco emborracha porque ni tiene casi calorías ni lleva una gota de alcohol», señalan sus creadores.

Han dedicado años de estudio para lograrlo, pero Vida Gallaequia –como se ha bautizado el milagro– ya está disponible y, además, en dos variedades (blanco y tinto).

El secreto de esta agua enriquecida, cuya fórmula comercial no ha sido revelada, reside en los flavonoles de la uva y en los residuos de la elaboración del vino que el producto incorpora y que le conceden un extra de saludabilidad, porque contiene antioxidantes capaces de prevenir enfermedades como la diabetes, publica La Vanguardia.

Los responsables de este invento son el brasileño Joao Batista dos Santos y el español Marcos Fernández, socios en la bodega de la que ha partido esta interesante iniciativa que ha contado con la colaboración de la doctora en biología Carmen Martínez.

Te puede interesar: Robert Smith confirma que “The Cure” lanzará disco tras 10 años de silencio