Esta madrugada Felipe Osiadacz y Fernando Candia, los chilenos detenidos en Malasia fueron liberados del centro de detención para inmigrantes donde se encontraban luego de salir de la cárcel.  

Esto ocurrió luego de que finalizaran los trámites para regularizar su situación migratoria.

Los jóvenes chilenos entraron a Malasia con visa de turista, pero no habían salido por el proceso judicial en el que se encontraban, por lo cual debían regularizar esta situación antes de salir libres.

A pesar de haber sido liberados, los chilenos no podrán volver al país todavía ya que tienen que esperar que termine el proceso de apelación presentado por la fiscalía.

Esta instancia judicial podría demorar entre ocho meses y un año.

El juez a cargo del caso se quedará con los pasaportes de los chilenos, para que no puedan salir del país hasta que termine el proceso.

Apelación de la fiscalía

A pesar de que pensábamos que cuando los jóvenes chilenos detenidos en Malasia salieran de la cárcel iban a volver a Chile, el panorama cambió cuando la fiscalía local apeló a la sentencia el jueves pasado, que era justo la fecha límite para presentar el recurso.

La fiscalía busca que la sentencia quede en los tres años de cárcel que propuso en un principio, que isgnificaría que los jóvenes chilenos ingresen nuevamente a la cárcel por ocho meses más.