Ayer la noruega Ada Hegerberg, delantera del Olympique de Lyon, conquistó el primer Balón de Oro femenino, en una ceremonia que por primera vez incluía 3 categorías nuevas. El problema fue que la gala se tiñó de molestia por un desubicado comentario durante la premiación amargó la velada.

Después de recibir el galardón, Martin Solveig, el Dj que estaba animando la gala, sorprendió a la ganadora del gran reconocimiento con una pregunta machista: “¿Sabes hacer twerking?”. Hegerberg se desfiguró con la pregunta y respondió con un seco y contundente “no”.

El exfutbolista David Ginola, que estaba de presentador de la gala, consiguió que la cosa no fuera a mayores, según lo publicado en ABC.

Tras la gala, Solveig reconoció que su comentario fue desubicado y pidió disculpas a la futbolista ganadora: “Estoy un poco sorprendido y asombrado. Por supuesto que no quería ofender a nadie. Fue un chiste, probablemente uno malo. Quiero disculparme si ofendí a alguien. Lo siento”. 

Hegerberg aceptó las disculpas de Solveig y dijo que no se había sentido acosada por el comentario.