Un sismo de 7.2 en la escala de Richter se registró al norte de Anchorage en Alaska este viernes. Las autoridades descartaron peligro de tsunami.

“El sismo fue lo suficientemente fuerte como para tirar objetos de las estanterías y hacer temblar hogares en toda la región”, señaló el Anchorage Daily News.

Los usuarios de las redes sociales compartieron diversos registros del momento del sismo, en éstas se puede ver caminos cortados, artículos de tiendas esparcidos por el suelo y personas buscando refugio.


 

Aunque en un primer momento las autoridades emitieron una alerta de tsunami, finalmente fue levantada al constatar que no había riesgo de maremoto.

“No hay peligro para la costa oeste de Estados Unidos, la Columbia británica y Canadá”, indicó la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense.