SofíaTupper

“¿Amor, encarguemos un sushi?, “¿te tinca si pedimos pizza hoy?”, “¡salgamos a comer por nuestro aniversario!”… Son algunas de las frases que si has estado en pareja alguna vez, debes conocer al revés y al derecho.

Seguramente has escuchado que las parejas tienden a engordar después de un tiempo juntos y quizá incluso lo has vivido, porque es un fenómeno tan común, que ha sido objeto de investigaciones.

Según un reciente estudio llevado a cabo por el Centro de Información de Biotecnología de Estados Unidos, las parejas que suben de peso juntas son más felices que aquellas que no lo hacen.

¿En qué consistió la investigación? Un grupo de científicos hizo un minucioso seguimiento a 169 matrimonios recién casados y durante cuatro años midieron el peso y la satisfacción en la pareja.

Las conclusiones fueron que los que confesaron estar en relaciones felices curiosamente subían más de peso, mientras que los que se mantuvieron con el mismo índice de masa corporal eran más propensos a separarse.

¿Por qué sucede esto?

Estos descubrimientos sugieren que las personas que están en relaciones satisfactorias relajan sus esfuerzos por mantener su peso porque ya no están motivados para atraer una potencial pareja“, explica uno de los investigadores.

A pesar de esto, el estudio es enfático en señalar que las parejas no deberían aspirar a subir de peso, sino a enfocarse en cuidar la salud.

Te podría interesar: ESTUDIO: Mientras a más conciertos asistas, mayor será tu esperanza de vida