Durante esta mañana la periodista Isabel Allende se convirtió rápidamente en tendencia después de que en Twitter se viralizara la noticia de que había muerto.

El tuit original comenzó de la cuenta @RCapdevilaPy, que correspondería a Rubén Darío Capdevilla, y según la biografía, era el Ministro de la Secretaría Nacional de Cultura de Paraguay. Él mismo salió a desmentir de que esa fuera su cuenta de twitter y también de haber dado a conocer una noticia como esa.

Estábamos frente a una ¡fake news!

¿Cómo detectarlo? Porque la cuenta tenía solo 2 tuits, uno saludando y el otro que correspondía a la noticia. Más tarde llegaría un tercer tuit que indicaba que Penguin Random House se lo confirmó. El mensaje incluso fue retuiteado por el mismo Ministerio de Cultura de Paraguay.

¿Quién es el personaje detrás de este tipo de «fake news»?

Se trata de Tommaso Debenedetti quien se adjudicó la noticia falsa.

Desde hace más de diez años, el profesional italiano se dedica a inventar entrevistas y noticias relacionadas con personalidades de todos los ámbitos.

En sus entrevistados ficticios figuran premios Nobel de Literatura, escritores ilustres y autores de best sellers como Dalai Lama, Lech Walesa, Mijaíl Gorbachov, Elie Wiesel, Noam Chomsky y Joseph Ratzinger.

También se hizo pasar por Umberto Eco en redes sociales y mató a Gabriel García Márquez, antes de que sucediera en la vida real.

«Me gusta ser el campeón italiano de la mentira. Creo que he inventado un género nuevo y espero poder publicar nuevos falsos en mi web, y la colección en un libro. Por supuesto, con prólogo de Philip Roth (escritor que salió a desmentir públicamente haber hablado con él)», dijo Debenedetti en 2010, en entrevista con El País.

El año 2000 comenzó a inventar entrevistas y a venderlas a diarios pequeños de provincias. «No pagaban mucho, pero compraban todo«, dijo.