CatalinaMuñoz

El iPhone es el teléfono con el que Apple entró a competir al mercado de los teléfonos inteligentes el año 2007. A pesar de ser conocido por su perfecto funcionamiento y el status que marca, en los últimos años ha sido alcanzado en eficiencia y tecnología por otras compañías de la competencia.

Ahora un estudio realizado por la Oficina Nacional de Investigación Económica, concluyó que las personas que utilizan un iPhone tienen un estatus económico elevado. Esto fue rápidamente criticado por algunos usuarios de estos aparatos, quienes dieron a entender que con esfuerzo habían conseguido uno.

Resultados del estudio

El estudio, que fue realizado por dos economistas de Chicago, analiza los factores indicativos de un estatus de riqueza. Según estos investigadores, con el comportamiento del consumidor y el consumo de medios se puede inferir información demográfica sobre este estatus. Y entre las conclusiones, destaca el hecho que el iPhone es un símbolo bastante consistente de riqueza.

Según ellos tener un iPhone representa un 69,1% de posibilidades de tener ingresos elevados.

“A lo largo de todos los años en nuestros datos, ninguna marca individual ha sido tan predictiva de disponer de ingresos altos como poseer un iPhone en 2016”, escriben los investigadores en su estudio.

Según este estudio, el iPhone se ha convertido en signo de estatus económico en los últimos años, antes eran otros productos como un lavalozas o la mostaza Dijon.

De todos modos los resultados del estudio han sido criticados por algunos seguidores de la marca.