Cada vez somos más dependientes de la tecnología y de las redes sociales, y esto quedó más que claro esta tarde cuando se cayó Instagram a nivel mundial.

La red de las fotos tiene más de 800 millones de usuarios activos, es decir un número bastante grande, y por lo mismo esto tuvo repercusiones en otras redes sociales como Twitter donde abundaban los memes. Algunos simplemente se reían, mientras otros sufrían.