BárbaraBarcia

El escándalo de Cambridge Analytica que confirmó el temor de millones de usuarios respecto a la privacidad de datos personales en Facebook también terminó salpicando a WhatsApp, que pertenece al mismo conglomerado que la red social fundada por Mark Zuckerberg.

En el caso de Facebook, los investigadores lograron acceder a datos como números de teléfono, fotos de perfil, videos, documentos, enlaces a sitios web y comentarios, además de la ubicación de los usuarios a través de la app. Por esa razón, y porque WhatsApp también forma parte de las empresas de Zuckerberg, es que ahora se está recomendando desinstalar Whatsapp de vez en cuando, de forma que los datos se borren y no haya ninguna posibilidad de que puedan ser adquiridos por terceros.

Esta plataforma de conversación que conecta a más de mil millones de usuarios al día, almacena la información de cada persona en su propio dispositivo, pero el problema radica en que para copiar datos se ocupa la memoria RAM del sistema, recoge ADN.

La propia BBC plantea al respecto que “mientras Acton pide que borremos Facebook, muchos se preguntan ahora si ya llegó la hora de borrar WhatsApp para evitar daños posteriores”.

Fotos: Shutterstock.  pixel