Dr. Luke ya era conocido como productor musical, pero los focos se le fueron encima después de que Kesha lo denunciara por violación y otros hechos de violencia. En medio de este litigio, Sony confirmó que ya no tiene vínculo contractual con él.

Hasta hace pocos días, Luke mantenía una posición ejecutiva en Sony Music como CEO de Kemosabe Records, algo que ahora ha terminado. De todas formas, no se sabe si tiene relación con este juicio o es algo independiente.

Kesha lo llevó a tribunales en el año 2014, en donde aseguró que él la habría maltratado psicológicamente, le habría dado drogas e incluso violado, entregando diversas evidencias en su contra.

A pesar de esos antecedentes, Kesha fue obligada a seguir trabajando con el Dr. Luke para cumplir el contrato firmado anteriormente, algo que quiere terminar en este juicio.