Desde el sábado 06 de febrero se perdió rastro del montañista chileno Juan Pablo Mohr, el islandés John Snorri y el paquistaní Ali Sadpara en el K2.

En estos doce días hubo largas operaciones de búsqueda, pero el mal tiempo complicó la situación, incluso se contó con la ayuda del ejército local.

Lo último que se supo de ellos fue el día 12 de febrero, cuando unas imágenes satelitales daban la ilusión de que se encontraban con vida.

Pero lamentablemente, este jueves en una conferencia de prensa, el Gobierno de Pakistán los ha declarado como fallecidos.

“Hemos llegado a la conclusión de que los escaladores ya no están en este mundo”, aseveró el ministro de Turismo, Raja Nasir Ali Khan.

La decisión de darlos como fallecidos fue tomada por el Gobierno, el ejército de Pakistán y las familias de los tres escaladores.

Mohr k2

Sajid Sadpara, hijo del montañista Ali Sadpara, expresó:

“Yo, junto con varios otros montañistas internacionales, tengo la firme convicción de que ocurrió un accidente en su camino de regreso después de haber alcanzado la cima del K2″.

Amigos de Juan Pablo Mohr lo despidieron con emotiva ceremonia

La compañera y amiga de expedición de Mohr, Tamara Lunger publicó en su cuenta de Instagram una ceremonia con una emotiva carta de despedida.

De acuerdo con el medio En Cancha, en su último día en la ciudad de Skardu, en Pakistán, Lunger tuvo emotivas palabras para despedirse del lugar en el que vio a Mohr, Snorri y Sadpara.

En la base de la cumbre del K2, Lunger junto a otros montañistas hicieron una ceremonia de despedida para Juan Pablo.

Sin querer perder las esperanzas, entregaron un emptivo mensaje para quienes siguen esperando buenas noticias de la búsqueda, la cual se dio por finalizada.

“Decir adiós al campamento base y dar la espalda a la montaña había sido duro. Ahora que se fue toda esperanza, queríamos despedirnos de ‘JP’ con una ceremonia. Pude mirar la imagen de ‘Jesús’, como lo llamé, con tristeza pero también con gratitud en mi corazón. Su sonrisa y amor por la vida se reflejaban en su expresión”.

Mohr

“Él deja un gran vacío en muchos de nosotros, lo sé y lo siento con dolor, pero en estos días, junto a toda la familia Mohr, nos dimos calor, cercanía, y plantamos las primeras semillas comprometiéndonos a convertirlas en flores de colores y plantas fuertes, que volverán a dar alegría y sonrisas en diferentes lugares de este planeta”, continuó.

“¡Gracias a la familia Mohr por todo el amor y gracias al señor por darme toda esta fuerza para ver la luz y el amor que se me presenta cada día! Estarás en mis pensamientos todos los días JP y prometo hacer todo lo posible para seguir adelante con tu amabilidad y generosidad, con esta pasión y amor que me diste todos los días y nunca olvidarme de decir “te amo” cuando ¡Dile adiós a alguien!”, finalizó en su emotivo mensaje la también montañista Tamara Lunger.