Jon Jones, el conocido luchador estrella y campeón de la UFC, explica no tener problemas en demostrar uno de sus pasatiempos los cuales son las armas y la cacería de animales.

Pero eso les quedó especificado a todos luego de que muchos vieron el video en redes sociales.

Una de sus más recientes publicaciones, donde compartió en su Instagram la caza de un jabalí desde un helicóptero, donde lo podemos ver con una escopeta.

Al instante que esas imágenes fueron publicadas, fueron criticadas por una gran cantidad de seguidores.

Poco después, el luchador de 33 años pidió disculpas públicas, luego de que defensores de animales en las redes sociales estallaran en comentarios negativos.

Te podría interesar: La mayor cantidad en tres años: Cerca de ocho mil sismos se registraron en Chile en 2020

Pero se excusó a su modo, de forma directa y sin remordimientos. “Pido disculpas si este video hace que algunos de ustedes se sientan incómodos. Al mismo tiempo que estoy emocionado de que mi envío de carne llegue a Albuquerque”.

También agrego “Me tomé mi tiempo con ese primer disparo para asegurarme de que el animal no sufriera. Apuesto a que la mitad de los que se sienten ofendidos comen salchichas y tocino a diario”.

Su pasión por las armas

Jon Jones

No es la primera vez que Jones se muestra con un arma. De acuerdo con Infobae, en su cuenta de Instagram comparte videos mientras practica en sus sesiones de tiros y fotos junto a distintos rifles de gran calibre.

Según medios estadounidenses, en marzo de 2020 el campeón de UFC fue detenido en Albuquerque, ya que la Policía lo encontró conduciendo en estado de ebriedad y con un arma de fuego.

El hecho fue publicado por la cadena norteamericana Koat, que informó que la policía tuvo que acudir a la avenida central luego de haber escuchado disparos en la zona.

De acuerdo con información de Koat, se encontró un vehículo con el motor prendido y que se encontraba Jon Jones al volante.

Pero Jones aseguró no tener vinculación con los disparos. De pronto, oficiales decidieron hacerle el control de alcoholemia ya que, incluso  estaba bajo los efectos del alcohol: “tenía al menos el doble de alcohol en sangre que lo permitido por la ley”.