Los hogares chilenos gastan bastante dinero en productos como bebidas azucaradas y dulces, mientras que no consumen la suficiente cantidad de frutas, verduras, pescados y legumbres, y no cumplen con los criterios de una alimentación saludable.

De acuerdo con Elige Vivir Sano, el estudio arrojó que una familia compuesta por 4 personas mensualmente ingiere 23,4 litros de bebidas azucaradas; 17,5 kilos de pan y 5,1 kilos de dulces, al contrario de los 14,1 kilos de verduras; 9,9 kilos de frutas y 700 gramos de legumbres que consumen en el mismo periodo.

Al mes cada persona bebe 7,1 litros de bebidas; come 5,3 kilos de pan; 1,5 kilos de dulces; 4,2 kilos de verduras; 3 kilos de frutas, y 212 gramos de legumbres, según apunta el análisis.

El estudio advierte que los chilenos no suelen incluir verdura a sus dietas, lo que equivale a tres porciones diarias por persona y dos porciones de fruta al día, mientras que el consumo de legumbres debiera ser al menos dos porciones a la semana, al igual que el pescado.

Estudio Alimentación

La alimentación ¿Un tema relacionado con los quintiles?

De acuerdo con el estudio realizado por Elige Vivir Sano, los quintiles 2, 3 y 4 tienen un mayor consumo de bebidas azucaradas a pesar de tener mayor poder adquisitivo.

La secretaria ejecutiva de Elige Vivir Sano, Daniela Godoy, apunta que «una diferencia en el índice de cumplimiento de consumo de alimentos saludables en lo que respecta a frutas y verduras, especialmente si comparamos el indicador del primer quintil de ingresos, es más bajo que en el resto de los niveles socioeconómicos».

Te podría interesar: Tras enojo del gremio artístico: Gobierno ya no prohibirá la música en restaurantes

La autoridad también afirma que los patrones alimenticios de los hogares chilenos no son saludables ya que existe un alto nivel de consumo de bebidas azucaradas y dulces, entre otras golosinas consumidas mayormente por niños y adolescentes.

Por otro lado, la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, manifestó que «tres de cada cuatro adultos y la mitad de los escolares tienen obesidad y sobrepeso; eso nos pone en una situación a nivel mundial muy compleja comparado con otros países».

Y uno de los factores más influyentes en este aumento de peso en las personas, está relacionada directamente con la cuarentena desde mediados de marzo hasta la fecha, lo que llevó a mucha gente caer en la ansiedad y el aburrimiento.

Según el estudio, los encuestados reconocieron consumir un alto nivel de productos altos en calorías como pizzas, galletas, pastas y bebidas azucaradas.