Canciones de toda su trayectoria, grandes éxitos, un cóver a David Bowie y una energía que lo llevó a cantar en plena cancha, rodeado de sus fans. Así fue el concierto que entregó Seal la noche del 1 de octubre en el Teatro Caupolicán.

El artista británico con ascendencia nigeriana comenzó puntual y en su tercera canción mostró lo que luego se iba a repetir una y otra vez durante el concierto: El artista bajó del escenario para cantar parado en una silla de la primera fila, abrazado de sus fans.

Te puede interesar: Video: Nuevo documental de Johnny Cash se estrenará en YouTube

La primera fue solo un guiño porque luego el artista cruzaría todo el sector de cancha para cantar literalmente en el corazón del Teatro Caupolicán.

Canciones como “Kiss From a Rose”, “Prayer for the dying”, “The Big Love Has Died”, y “Future Love Paradise” formaron parte del repertorio que se completó con las palabras del músico a favor del amor.

Todas la personas en este lugar venimos del amor (…) Al final del día creo que hay más gente que siente como nosotros que las personas negativas, lo que tenemos que hacer es conectarnos”, fueron parte de las palabras que expresó rodeado de fans a los que también entregó una canción no esperada: “Rebel Rebel” de David Bowie, que interpretó con fuerza y convicción.

El encuentro entre Seal y su público fue completo y se condice perfectamente con lo que nos comentó semanas antes del concierto: Su objetivo número uno con la audiencia es conectar… conectar y dejarse llevar por la música.

¿La canción para cerrar con broche de oro el concierto? «Crazy«, de la que aquí te dejamos un pedacito.

¡Revisa las fotos a cargo de Carlos Müller!