EquipoRock&Pop

Es la excusa perfecta y tiene felices a millones de mujeres en todo el mundo. Esto porque  una investigación publicada en la revista Social Psychological and Personality Science asegura que es posible perder peso al ir de compras.

Al estar tristes muchas veces las personas optan por ir de compras para sentirse mejor y aunque parece una acción evasiva, puede ser positiva. La acción de comprar puede ayudar a subir la autoestima, ya que haría perder peso. Pero, ¿cómo funciona?

Científicos de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, han elaborado un estudio que explica que comprar es una actividad que hace gastar energía.

Un promedio de 385 calorías se pueden quemar con tan solo ir de tienda en tienda, buscar la talla, vestirse y desvestirse en el probador, cosas normales para una mujer que va de compras.

Otro elemento importante es que las mujeres, sin darse cuenta, pueden llegar a caminar kilómetros en los centros comerciales en un lapso de 2 horas.

Sin duda, ir de compras es mejor que el ejercicio, porque resulta ser mucho más entretenido. Los hombres no tienen la misma suerte, ya que está comprobado que no resisten más de 50 minutos de compras, así que no queman tantas calorías, recoge Nueva Mujer.

Así que la próxima vez que te critiquen por ir de compras, ahora puedes defenderte diciendo que es parte de tu rutina de ejercicios.

También te puede interesar: “Te romperá el corazón: Esto es lo que buscan las mascotas antes de morir”