Por décima vez, la Justicia de Nueva York le negó la libertad a Mark Chapman, quien el 8 de diciembre de 1980 asesinó al ex Beatle, John Lennon, en las puertas de su residencia en NY.

Chapman tiene 63 años y desde el 2000 ha estado solicitando salir de prisión para cumplir su pena —establecida entre 20 años de prisión y cadena perpetúa dependiendo de su comportamiento— en libertad condicional. 

Esta semana la Junta de Libertad Condicional del estado de Nueva York rechazó su petición, por décima vez. Las autoridades reconocieron que Chapman tiene un historial penitenciario «limpio» desde 1994, pero actuó con premeditación en busca de «celebridad». «Admitió que planificó con cuidado y ejecutó el asesinato de una persona conocida en todo el mundo sólo para adquirir notoriedad», apuntó la junta.

También se sostuvo que la liberación del asesino del ex miembro de The Beatles supondría un problema de seguridad pública, ya que alguien podría atacar a Chapman «por rabia o como venganza».

Yoko Ono, viuda de John Lennon, no quiso hacer ningún comentario al respecto, pero sí envió una carta a la junta para pedir que el asesino de su difunto esposo permaneciera en prisión.

Chapman no podrá presentar otra solicitud de libertad condicional hasta 2020.

También te puede interesar: “El nuevo viral de Facebook que tiene a los usuarios mirando sus dedos“.