Es común que muchas veces no calculamos bien las compras o la comida que cocinamos y nos sobra mucho. Varios al final de unos días lo terminan botando y ahí no solo la comida va a la basura, sino que todo el desgaste de recursos naturales que implica su producción.

Como una forma de aprovechar la comida y de cuidar el planeta a la vez, a Saasha Celestial y Tessa Cook se les ocurrió crear la aplicación «Olio» que busca eliminar el desperdicio colaborando con nuestros vecinos.

¿Cómo funciona?

Las personas comparten una foto de un alimento en buen estado que no se van a comer, para que alguien comente que lo quiere y lo recoja. La primera persona que solicita la comida pasa a recogerla a la casa de su vecino. La aplicación se pude descargar gratis y el intercambio de comida tampoco tiene costo.

Sus creadoras dicen que «Olio» puede ser usado por cafeterías o restaurantes, para evitar el desperdicio diario de lo que no venden.

Además es muy conveniente para aquellas familias que podrían estar pasando por problemas económicos.

“Según nuestras encuestas, una de cada tres personas siente dolor cuando tira a la basura algo que hasta hace poco se podía comer”, señala Saasha Celestial.

¿Cómo le ha ido?

La aplicación ya tiene más de 520.000 personas registradas en 32 países. Desde su creación 635.000 alimentos han sido regalados.

Cosas para tener en cuenta…

El año pasado la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), dio a conocer cifras sobre el desperdicio de comida en América Latina, donde 127 millones de toneladas de comida se pierden al año. Argentina es el país que más bota alimentos, 12,5% de lo que producen al año, seguido de México con 10,4 millones de toneladas desperdiciadas, y Colombia está en el tercer puesto con una cifra de 9,7 millones de toneladas.