CatalinaMuñoz

Los músicos a veces guardan material en los lugares menos pensados y ese es el caso de David Bowie.

El cantante tenía solo 16 años cuando integró su primera banda: The Konrads. Interpretaban versiones de distintos clásicos y hacían presentaciones pequeñas hasta que Eric Easton, quien también trabajaba con The Rolling Stones, los invitó a participar en una audición del sello discográfico Decca.

Ahí en un pequeño estudio al sur de Londres grabaron una maqueta y el baterista y manager de la banda, David Hadfield, decidió que tocaran la canción I Never Dreamed y que David Bowie, quien se dedicaba a tocar el saxo, tenía que ser quien la cantara.

Así quedó el primer registro de una canción interpretada por quien años más tarde sería conocido por todos como el “duque blanco”.

El descubrimiento de la grabación perdida

La grabación se perdió desde 1963, hasta ahora porque la encontraron escondida en una vieja panera que era del abuelo de David Hadfield, con otros objetos como fotos, bocetos, cartas, etc.

Ahora esta primera grabación de Bowie se rematará en septiembre, y la subasta estará a cargo de la empresa Omega Auctions. El precio de salida será de 11.000 euros, es decir cerca de 8 millones y medio de pesos chilenos.