El MTV Unplugged de Nirvana es sin duda uno de los más famosos conciertos de la historia de la música. No sólo por la calidad de la banda, sino porque 5 meses después murió Kurt Cobain.

Y cada uno de los objetos de esa presentación tiene un valor incalculable para los fanáticos y para la cultura pop. Algo que al parecer no sabe Frances Bean Cobain, hija del vocalista de Nirvana y Courtney Love, porque la perdió.

¿De quién es la culpa?

Según indica TMZ, el mítico instrumento fue incluido en el acuerdo de divorcio entre Frances y su ex marido Isaiah Silva. Y uno de los bienes que tuvo que traspasarle fue la guitarra 1959 Martin D-18E. De la cual sólo existen 300 unidades.

Te podría interesar: “Viuda de Chris Cornell acusa a médico forense de ‘investigación incompetente'”

Courtney Love defendió a su hija asegurando que el acuerdo no estuvo en manos de su hija y que nunca planeó dársela a su ex esposo. “Todos lo que quieres en ese momento es cambiar la página”, dijo Courtney.