FlorenciaLaMura

Cada cierto tiempo se cierra la calle Las Urbinas para tener música en vivo, firmas de libro y toda la vida de barrio. Esta vez vino nuestro gringo favorito, James Lyles, dueño del California Cantina, a contarnos todos los detalles de las actividades del festival.