EquipoRock&Pop

Sir Paul McCartney aseguró que “el futuro de la música está en peligro” como parte de su apoyo a una campaña parlamentaria que busca salvar diversos recintos musicales ingleses de posibles cierres.

Este proyecto tiene el nombre de UK Music, para el cual trabaja con el político laborista John Spellar, quien introducirá una ley a la Cámara de los Comunes para proteger estos edificios.

“Sin las bases de estos clubs, pubs y recintos musicales, mi carrera habría sido muy diferente”, señaló el ex-Beatle.

Luego añadió que “si no apoyamos la música a este nivel, el futuro de la música en general está en peligro”.

Esta iniciativa también fue respaldada por Nick Mason, baterista de Pink Floyd.