SamuelFuentes

John Travolta fue acusado de acoso sexual y tocaciones indebidas por parte de un masajista que lo atendió en el año 2000.

Esto ocurrió en el Hotel La Quinta de California, el que fue cerrado para atender al actor con todo su personal.

En aquel momento, Travolta habría pedido un masaje corporal profundo, momento en el que el profesional le habría preguntado la zona en la que quería el tratamiento, recibiendo como respuesta “las nalgas”.

Posteriormente, Travolta comenzó a hacer comentarios inapropiados como que “era muy atractivo y que lo había excitado” para luego invitarlo al sauna del lugar, donde procedió a tocar sus piernas y el trasero.

Cuando ya se encontraba demasiado incómodo, procedió a dejar el sauna, momento en el que el masajista fue detenido por Travolta para preguntarle si le gustaba “el sexo entre hombres”.

Este caso fue denunciado, pero se cerró al no existir ninguna prueba de aquello, reflotando ahora junto a la ola de denuncias que surgieron luego de la caída del poderoso productor Harvey Weinstein.