SamuelFuentes

Un estudio realizado por Currys PC World reveló la edad a la que las personas llegan al límite de ser “muy viejos” para salir a bailar o carretear: Los 37.

Este mismo estudio, dado a conocer por el sitio Mixmag, también indica que a los 31 años las personas empiezan a perder el gusto por salir a socializar y empiezan a mirar con buenos ojos la idea de quedarse en casa.

Entre las excusas entregadas por los mayores de 37 respecto a no querer salir en las noches se encuentran que les da flojera arreglarse (22%), los gastos que conlleva pagar un taxi (21%) y la molestia de encontrar a alguien que cuide a sus hijos (12%).

Matt Walburn de Currys PC World comentó que este trabajo “reconoce el hecho que llega el momento en el que apreciamos la comodidad de nuestras casas más que una vida social activa y que usualmente te puede llevar a ser la ‘mariposa social’ en fiestas o salidas”.

Ahora es casi imposible aburrirse en casa, con infinidad de aparatos y la última tecnología, como televisores 4k, los que aumentan la experiencia de estar en su hogar por mucho, tanto que a veces puede sobrepasar la experiencia fuera de ella”, finalizó.