SamuelFuentes

La voz de Jonathan Davis tiene ese algo que traspasa generaciones y los convierte a todos en adolescentes, llenos de rabia y ganas de gritar.

Al menos eso se vivió el pasado jueves en el Teatro Caupolicán, en donde se presentó una de las bandas que representa el sentimiento de muchos jóvenes en los 90 y comienzos de los 2000.

A pesar de la falta de su bajista Fieldy, el puesto fue bien cubierto por Ty Trujillo, hijo de Robert, miembro de Metallica. Un jumbito para el músico de 12 años.

Revisa la galería de fotos de Miguel Fuentes: