SamuelFuentes

Alejandra Bravo, vocera del bloque de derecha Chile Vamos, dio una entrevista con El Dinamo, en la que llamó la atención la forma en la que trata el tema de la homosexualidad.

“Etimológicamente hablando el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Nosotros respetamos mucho lo que son las relaciones de amor, incluso entre dos iguales y tienen toda su dignidad. Quizás esa unión que ellos esperan que se llame matrimonio puede tener otro nombre. Podrían llamarse “homomomios” o qué sé yo“, argumentó en contra del matrimonio igualitario.

Luego defendió la posición de “los heterosexuales”, indicando que no tienen que “ceder” y que solo defiende “algo que es nuestro”: “Así como ellos defienden sus espacios y sus derechos, que yo los respeto, por qué nosotros tenemos que ceder en entregarles todo, por qué tendría que convertirse la sociedad en homosexual y dejar de ser heterosexual si nosotros ganamos el espacio. Somos heterosexuales y defendemos ese espacio“, agregó.

Respecto a la educación sexual que se debería impartir en los colegios, Bravo dijo que no se debe “engañar” a los niños sobre la identidad de género ya que “un niño nace niño y una niña nace niña”.

“Hay casos excepcionales, los transgéneros, que obviamente sabe que tienen un tema y los padres saben de muy niños que tienen ese cambio, pero que interiormente se sienten del sexo opuesto. Y eso siempre ha sido tratado y no hay problemas. Pero enseñarles en general a los niños no me parece correcto“, añadió posteriormente.

Cuando se le preguntó la forma de enseñar a un niño sobre la homosexualidad, la presidenta del Partido Regionalista Independiente señaló que “le diría que un homosexual es alguien que nace con un cuerpo de hombre pero que siente como mujer. O una mujer que nace con vagina pero que siente como hombre“.

También contraria a la adopción por parte de familias homoparentales, la próxima candidata a diputada por el nuevo distrito 8 (Colina, Lampa, Til-Til, Quilicura, Pudahuel, Estación Central, Cerrillos y Maipú) afirmó que “los hogares o centros (del Sename) no debieran existir”.

“El niño debiera permanecer en su familia con todos los acuerdos necesarios. Un hijo nunca va a estar mejor que con su familia, aunque a veces sean un desastre. Pero por qué un niño tiene que caer en manos de un pensamiento ideológico, porque los homosexuales tienen una visión del mundo distinta”, finalizó.