RocíoNovoa

Sigue haciéndose justicia en el caso de Cristian Aldana, el vocalista del grupo argentino El Otro Yo que tras su detención el pasado 22 de diciembre, ahora se confirma su procesamiento, imputado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores.

El juez de instrucción Roberto Ponce además dispuso un embargo de sus bienes en 2.500.000 de pesos, unos 130 millones en moneda chilena.

“Sabiendo de su condición de ídolo musical de las víctimas menores de edad y, en aprovechamiento de la adoración que éstas le dispensaban, como así también de su inmadurez sexual, las forzó a mantener relaciones sexuales con él en forma violenta e intempestiva”, fue el argumento que dio el juez para rechazar la petición de libertad presentada por la defensa de Aldana.

Según las pericias psicológicas, las denunciantes presentaron “indicadores de trauma complejo” y “trastorno por estrés pos traumático extremo” a raíz del vínculo que entablaron con Aldana cuando eran adolescentes, tal como puede verse en recientes registros.

Además, y según informa la edición argentina de la revista Rolling Stone, el abogado Horacio Rivero dejó de representar a Aldana el pasado 2 de enero “por cuestiones personales”.